Para la sociedad en general, y para determinadas industrias en particular, el agua es un recurso con gran valor, ya que está íntimamente ligada al proceso de producción. Actualmente las empresas consumen miles de millones de litros de agua al año. Esto, unido a que el agua cada vez es más escasa, hace que se busque continuamente un uso eficiente de la misma y se implanten programas de ahorro y gestión sostenible.

 

Por otra parte, la reducción del consumo energético y la optimización de los costes operacionales son objetivos prioritarios en las organizaciones. Esto puede ser conseguido a través de la recuperación de la energía calorífica, el reciclado de agua y el tratamiento de residuos y así, reducir el impacto ambiental de la planta.

 

 

 

Empresa perteneciente a GES Alliance